HISTORIA DEL TÉ
Historia del TÉ

Cuenta la leyenda que en China, el té fue “descubierto” por el emperador Shen Nung hace casi 5,000 años.

Cuando él estaba hirviendo agua junto a un árbol una hoja de té cayó a la olla por accidente, la infusión resultante le pareció muy interesante y reconstituyente, por lo que comenzó a tomarla de forma constante.

Hasta el siglo III D.C. la infusión se preparaba como medicina o tónico con hojas frescas de los arboles silvestres , el té se entregaba como regalo a los emperadores y la realeza. Era tan importante que se hacía trueque con él para comerciar con otras culturas.

 

La edad de “Oro” del té se dió durante la dinastía Tang (siglo VII-X  D.C.), en ese entonces  ya no era solo un tónico medicinal, sino que también se bebía por placer. El proceso de preparar y servir el té se fue convirtiendo en una elaborada ceremonia y su cultivo y procesamiento seguían una serie de normas.

Hasta la dinastía Ming (XIV-XVIIID.C.) en China solo se producía te verde, preferían tomar el té de hojas sueltas secas y hervidas al vapor,   con lo que su aroma se perdía con facilidad. Entonces se desarrollaron dos nuevos tipos de té, el negro y el aromatizado con flores. Con estas variedades el té conservaba su mejor aroma, así es como el té negro se comenzó a exportar a Europa.

JAPÓN

En el siglo XII un monje visito China y llevo consigo a Japón semillas de te así como la costumbre de tomarlo en polvo.

EUROPA

A principios del siglo XII los portugueses comerciaban con China en el puerto de Macao, y comenzaron a llevar te al puerto de Lisboa, desde       donde la Compañía Holandesa de las indias Orientales, lo llevo a los puertos de Francia y Holanda.

En Rusia se comenzó a tomar té  gracias a un regalo que le hizo un príncipe mongol al Zar, su consumo creció gracias a que se estableció una caravana regular con lo que la oferta se multiplico (su te preferido era y es  ligeramente ahumado).

INGLATERRA

El te se comenzó a consumir en 1662, año en que el Rey Carlos I se caso con la princesa portuguesa Catalina de Braganza quien estaba acostumbrada a tomar te. Ella comenzó a servirlo en la corte y pronto aumentó el consumo en el país, sin embargo estaba reservado a la nobleza ya que su costo era muy alto, debido a los impuestos  que el gobierno le       impuso. En 1706 Thomas Twining abrió el café “Thom’s Coffe House” en donde vendía solo té y permitía la entrada a mujeres. Para 1783, luego de que el impuesto sobre el té fue reducido considerablemente, todas las clases sociales tomaban té.

Nace  “Afternoon tea”

En 1840 la séptima duquesa de Bedford, Ana, comenzó a servir te en la tarde acompañado de pequeños bocadillos salados y dulces para así soportar el apetito hasta la hora de la cena. Pronto se convirtió en una    costumbre de la clase alta en Inglaterra, en donde se lucia la mejor porcelana, platería y textiles. Además servía para convivir con la familia o amigos y enterarse de las últimas novedades.

AMÉRICA

El té fue introducido por los inmigrantes holandeses, así que se tomaba igual que en el viejo continente ya que era símbolo de riqueza y buena posición social. En 1767 se produjo una ley que imponía aranceles a ciertos productos entre ellos el te, esto provoco el descontento de las personas y en poco tiempo muchos puertos no permitían el desembarco de productos sujetos a estos aranceles, obligando a los barcos a volver o bien  los oficiales de aduanas incautaban las mercancías. En Boston varias semanas de malestar general culminaron con el abordaje del buque Darmouth, hombres disfrazados de Indios Americanos lanzaron al mar 340 cajas de te, a este acto se llamo irónicamente “La fiesta del Te”, que trajo como resultado la clausura del puerto de Boston,  el arribo de tropas Británicas y el inicio de la guerra de independencia.

INFUSION

El té en bolsita y el té helado:

A principios del siglo XX un comerciante de té, mando muestras a sus  clientes en una bolsa de seda. Pronto le pidieron que les vendiera asi el té, en porciones individuales, con lo que nació la que conocemos actualmente como bolsita de té con el significativo ahorro de no tener que usar hojas de te enteras, sino te molido o en polvo.

Casi al mismo tiempo, otro comerciante de té que se encontraba en la feria mundial de San Luis durante el verano, tuvo la idea de servir el té con hielo para que la gente se acercara a probarlo. Así nació el té helado que se toma actualmente principalmente en el sur de Estados Unidos.

 

Fuente: Olivia Medina de Jönsson

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.